miércoles, octubre 18, 2006

ULTIMAS ENTREVISTAS

Revista QUE PASA, del 22 de septiembre.2006

Revista PAULA , mes
septiembre 2006.

y esta entrevista que realiz
o una pequeña que se llama A
lexa Camila Polanco Riquelme de 9 años


ENTREVISTA A ANTONIO BECERRO,

ARTISTA VISUAL


A: Cuál era tu sueño de niño?

B: Volar. Volar con energía propia, no con alas. Y lo sigo teniendo, ah.

A: Sueñas con volar lejos o llegar a alguna parte?

B: Yo diría que con las dos cosas, con partir, pero también con llegar, con ver las cosas desde arriba, más perspectiva. Con mas distancia como cuando vuelas en un avión. Era mi sueño despierto y dormido, era un vuelo con viento, con velocidad. He soñado tantas veces que vuelo, que hasta las lagrimas son reales.

A: En qué momento y porqué pensaste en ser artista?

Siempre fue así, pero pensé como cuando tenía como 13 años. Dibujaba bien, y pensé en eso. Yo creía que en el arte iba a tener una respuesta, entonces… después tomé una decisión, era incierta, eran años difíciles, no tenia mucho de que agarrarme, era la dictadura y en cualquier momento podía pasar cualquier cosa. Y a los 23 años tomé la decisión de decir “Soy artista” y tendré que asumir lo que viene, es decir, pasar pellejerías y crear … (risas)…

Bueno aun sigue siendo difícil, la batalla de América, la América pobre y sometida, por las aristocracias financiadas por los gringos es el mundo que te tocara experimentar a ti, cuando tengas 25 o 27 años.

A: O sea, estuviste como 10 años diciendo esto si o esto no.

B: Si, justamente, 10 años, porque era una decisión difícil. Era una decisión en que uno dice “Ya, voy a hacer esto”. Y en Chile, los artistas eran y son mal tratados, no tienen el reconocimiento a tiempo, sabía lo que venía, que iba a liar en la intemperie, y saber que la energía tenia que ocuparla en no sé que, por ejemplo.

A: Y ahora no te arrepientes?

B: A veces si, me gusta, pero no lo paso bien. Alguna vez traté de torcer mi camino, dije “Cómo voy a ser artista!” y me arrepentí, y me puse a hacer cosas más normales, con horario y honorarios, no me resultó porque no me entendí con el mundo, con el mundo “normal” y de esa experiencia salí super rasguñado y nunca mas volví a la manera en que esta realidad esta hecha. Nunca más me metí en otros temas y hasta el día de hoy vivo de lo que hago, y lo que hago me interesa. Soy un disidente social. Me interesa conocer, conocer pa qué? Para ser más feliz, Y pa qué ser más feliz? Para hacer más soportable la vida y conocer también gentes que me atraen, ideas que me seducen y lugares que abrazo. Sabes afortunadamente no todo esta perdido para ti.

A: Si hubieras estudiado otra cosa que sería?

B: Me hubiese gustado… me ha gustado como la biología, está llevado a lo humano o lo animal, descubrir como funcionan los organismos. O sea, imagínate que incluso llegue a abrir la piel para conocer. En la era medieval, para conocer, para saber donde estaba el alma, abrían la piel porque creían que el alma era física. Visto desde ese punto, yo abro la piel para saber, o sea, para saber si yo tiro este músculo, qué es lo que pasa, si toco ahí como reacciona. Eso, me interesa saber como saber como funcionan las cosas. Como un relojero… para mi esto (muestra la piel) es materia, una ves que se esta muerto no hay alma. Esto nace de que yo recojo a perros muertos atropellados por los automovilistas en las carreteras, ahora, no sé si yo podría embalsamar a mi perro, a mi mascota, a lo mejor me voy a ir en la volada… y lo hago, como una gran obra… por ahora no, uff!, No quiero ni pensarlo, yo embalsamo cadáveres caninos de perros recogidos con los cuales no tengo una historia, ni afecto. Trabajo como un medico cirujano, trabajo con bisturí, con mascara, con toda la indumentaria, como un medico y voy descubriendo este mundo, ni tan lejos y tan cerca de nosotros.

A: Tienes mascotas vivas?

Si tengo dos, una perra, La Floripondio, que es una mezcla de dogo argentina y no sé qué más, toda una dulzura, pero a veces muerde a las personas y ataca a los perros. Y el Capitán que es su marido, que es pastor alemán con mezcla de un siberiano, es un macho como un torrente sanguíneo, valiente y fuerte, con una cabeza negra y unos ojos café claro anchos y profundo… lo amo. Capitán es bravo y desconfiado no le gusta la gente igual que yo.

A: Y adónde viven? En tu….

B: No, en un templo de arte llamado La Perrera.

A: Y cómo reaccionaron la primera vez que vieron a uno de tus perritos embalsamados?

B: Cuando los ingresé mis obras taxidermicas por primera ves al recinto, Capitán atacó a uno de los perros embalsamados, y…pero después, como no se movían, los dejaron de molestar y con el tiempo, ya no los pescan. Los miran de reojo con sospecha y no los pescan.

A: Vi unas fotos de unas animitas con unas fotos de unos perritos.

B: Si, de la matanza de los perros en La Moneda para cuando asumió su mandato la presidenta Bachelet. Eran animitas express de latón galvanizado.


A: Sí, esos. Desde donde salio la inspiración de las animitas?

B: Bueno, porque soy sensible con las cosas de los animales, todo maltrato a los animales, me duele, me dolió lo que pasó con esos perros. Además, bueno cuando uno es chico, al menos los hombres, les hacemos daño a los animalitos, sin saber, no sé las mujeres. Como que tengo una deuda con ellos. Y esa matanza, fueron muchos perros…

Estos animales y todos tiene una batalla a diario con la indolencia del hombre.

A: Te impresionaron …

B: La cosa de las animitas es una reivindicación de héroes, son altares urbanos, porque murieron como héroes para mí. Son parte de la imaginación de la ciudad, además que son kiltros, los kiltros son parte de la ciudad, son parte del imaginario colectivo también.

A: Pero hay perros de casa que se escapan,

B: Si y esos se mueren más rápido. No saben cruzar la calle y pierden todo sentido de orientación. En el caso de esos kiltros del centro de la ciudad, los mataron para limpiar la imagen de vacuidad del entorno, a modo de no mostrar la bajeza.

A: Hay algún artista que te inspiró?

B: Si, hartos, algunos artistas con el tiempo yo los admiro, con una situación de respeto. En la pintura me gusta mucho Goya, Velásquez, Picasso, Van Gogh, Da Vinci, como el gran experimentador, él es como completo, cachai. Y en el caso del cine, me paseo por distintas técnicas, Ingman Bergman, Raúl Ruiz (chileno), Akira Kurosawa, y otros como a veces, Tarantino, como un millón de otros, y en el caso de los genios, Violeta Parra, Pablo de Rokha, en términos poéticos porque construyen imágenes, porque ellos inventan todo el rato, todos ellos pasaron por locos o solitarios, incluso pueden pasar también por mentirosos. Incluso yo mismo paso por extravagante, soy un incomprendido.

A: De los títulos que le pones a las obras, qué título te parece como el más genial?

B: El que más me a gustado es uno que se llama “La Obra". Se trataba de una instalación performatica, en la que exponía a un alumno problema. Un cabro de colegio municipalizado, ni porro, ni malo, simplemente un talento en las artes, que no calzaba con la cualidad cuantitativa de la educación chilena. Estaba expuesto en un museo en el 2002, vestido de escolar con el uniforme completo, con su insignia, con su banco y lavaba piedras que juntaba en su barrio. Era al parecer hacer algo estúpido y reiterativo, y en la frente tenia un timbre que decía “edición con errores” (risas) porque ese alumno no era un problema, a él como le gustaba la poesía pasaba el día escribiendo o componiendo música. El pasaba como raro, no era porro, ni nada, era el que no calzaba con la sociedad. Me trajo hartas satisfacciones porque era una obra que estaba en la sanacion. No sé si luego abra tirado esas piedras como el instrumento base de la protesta. Ahora, “Oleo sobre perros”, o sea… ha sido la obra que más ha marcado mi vida porque interfirió en el arte en Chile, o sea marcó una diferencia, en la famélica escena local de las artes. Siento que fue la obra que en el 2002 instaló la diferencia en la otra forma de hacer arte en este país, fue una fractura en la historia, son objetos encontrados en el escombro orgánico del desecho de la cuidad y restaurados, e intervenidos, con oficio, reflexión, dedicación y locura. Fue un regalo de un artista del Chile actual para el mundo también.

A: Qué persigues con tu obra?

B: Tiene … digamos que busco mi lugar, trato de instalar… de instalar una imagen, también de fracturar lo que está impuesto. También quiero ser fiel a una estética, que tiene que ver con una identidad también, tiene una carga social que está involucrada a un efecto de shock, porque lo que yo muestro no existe, pero existe también… me interesa el arte por algo mas filosófico también, que tiene que ver con las preguntas que yo me hago... Hay una originalidad que yo busco, tiene que ver con una revisión de lo que yo soy, de porqué yo estoy aquí en esta franja de barro en esta geografía poética llamada chile, me interesa saber porqué yo estoy aquí, me interesa no repetir, me interesa hacer aquello que no existe, poner la mirada donde nadie la a puesto. Incluso he creado imágenes que no existen, creo imágenes desde lo absurdo, desde el odio, desde el invierno, desde el amor, que las saco desde lo mas esencial del ser humano y también de lo mas escondido, desviarme un poquito y con eso marcar una huella para otros, es decir tocar al otro.

A: Porqué trabajas con perritos y no con otros animales?

B: Porque en realidad, una por la cercanía con ese animal y el hombre, que cuando esta vivo es frágil, bravo, amigable, y tiene un instinto de adaptación increíble, tiene un instinto de lealtad. Otra razón, yo inventé un proyecto que se llama “Oleo sobre perros”, para referirme a las tribus urbanas y sus constantes movimientos y traslaciones de identidad. El gato es distinto, es más misterioso e indiferente, tiene otra carga. Los pájaros rebotan y se van, el caballo es magnifico, distingido, pero es muy difícil de taxidermizar, además que no se adapto como el perro a la urbe. El kiltro es distinto se parece incluso al amo. El kiltro tiene bastardaje. Me sirve para hablar de la sociedad, de las bajezas de la sociedad. Las bajezas son aquellas cosas que uno no debería ser.

A: Porqué el centro de arte que diriges se llama La Perrera?

B: Porque el lugar donde está fue la perrera municipal de Santiago, entonces fue así como lo conocía la gente, lo conocía como un lugar de extermino de animales. El Auschwitz, cachai? Donde tenían a los judíos o la villa Grimaldi o la colonia Dignidad, y muchas personas las asesinaron allí. Bueno, acá era el lugar de exterminio de los perros. Y queríamos sacarle la carga, y convertirle en un espacio para el arte. Porque hablar de perrera también es hablar de bajezas, y primero le pusimos otro nombre, pero nadie pescó… entonces los artistas jóvenes, las personas no decía el nombre, decían, “Vamos a La Perrera” y entonces, dijimos, bueno ya, y le pusimos “Centro Experimental Perrera Arte”, y es un centro experimental es un lugar de pruebas lejos del arte típico… y claro, todos sabíamos que ningún otro lugar, una fábrica, galería u otro, no se iba a poner así, o sea no teníamos competencia a partir del nombre. Por eso corrimos solos y llegamos más tempranos que todos los demás, por lo menos en los años 90.

A: Ya, y cómo decidiste empezar a trabajar de ta-qui-der-mista se dice?

B: Taxidermista. Si, lo que pasa es que yo había trabajado con otros animales, con cuero, con piel de vacas y becerros, a modo de tatuajes y tallados sobre el cuero. Trabajé también con fetos de llama que en Bolivia son sagrados. Esos fetos tienen la forma de llama desde chiquititos. Siempre me llamo la atención ese arte de conservar al ejemplar con apariencia de vivo.

A: En serio?

B: Si, y allí tuve mi primer encuentro con el objeto orgánico, con el objeto encontrado… y entonces por esos días yo trabajaba en la galería Buchi y di una entrevista para el diario la época entonces un tipo me contacto a través de esa entrevista y me presento un proyecto interesante., llamado La Perrera. Y… e instintivamente dejé el otro lugar y empecé a trabajar con lo que vi que me gustó y empecé el tema de los perros. Siempre tuve la imagen de los perros atropellados en las carreteras en mi cabeza, como que siempre la tuve, pero no me puse a pensar al tiro en eso. Hasta que pensé, “Bueno tengo mi lugar, que se llama La Perrera, trabajo con los perros, con el soporte perro y esa es la obra. Y todo artista necesita un espacio mítico y un espacio mental, como la Violeta (Parra) ella tenía su carpa, Picasso tenía su palacio, Gaudí tenía su espacio… en ese sentido, los espacios son un aporte para la posteridad, por que como Gaudí, él trabaja con la arquitectura, yo trabajo también con la arquitectura en ruina de los despojos de la de la ciudad, y La Perrera va a quedar ahí, para los que queden, para la ciudad.

A: Cual fue la imagen mas fuerte que viste cuando recogiste a un perrito?

B: Uf, muchas imágenes. Primero tomar la decisión es ya delirante. Decir “Voy a recoger un perro o los restos de el y lo voy a embalsamar”, es muy delirante. Entonces me vestí de la indumentaria, con los guantes para no contagiarme de cosas, y salí sin saber, salí con un amigo, y no sabía con qué me iba a encontrar. Y me encontré con un perro cortado por la mitad.

A: Ayyy

B: Si, por la mitad, con un corte perfecto. Y no estaban las patas de atrás, y no había nada más. Y el corte era perfecto como hecho con una sierra. E intrigado empecé a buscar la otra mitad. Encontrar la otra parte me iba a permitir saber cómo murió, qué pasó. Descubrimos que fue atropellado por un vehículo de alto pesaje, grande y eso. Y bueno, parece que murió cortado por el tapabarro de una rueda, muy grande, como de un bus o un camión, que actuó como una sierra… y bueno eso fue fuerte, impresionante, por decirlo de algún modo. Después de esa experiencia terrible, dejé de comer carne por tres años.

A: Te hiciste vegetariano, como mi mamá que…

B: Si, pero después ya la encontré exquisita, otra ves y bueno. Aunque no soy un carnívoro empedernido lo supere (risas).

A: Una ultima pregunta, te gusta mas construir o destruir en tu ….

B: En todo acto de creación excite la ruptura de alguna membrana neutra, quieta confiada a la nada y en eso hay liberación de energía que podría entenderse como un gesto destructivo. Quiero decir que las cosas se destruyen una ves que encuentran su sitio. Y en todo acto de destrucción siempre hay una escapatoria que liga y lo separa a la ves de un acto creativo. En todo caso la expansión de ambos gestos los abordo por separados, ya sea crear o destruir para mi resulta también un ejercicio de liberación. Estos dos gestos están unidos solo por un filamento, como el de la ampolleta. Un acto creativo puede derrochar mucha energía y un acto de destrucción es una catarsis interna que explota la mayoría de las veces desde el impulso, vasta solo una chispa y ya no podrás hacer nada al respecto.

Alexa Riquelme.










edad; 9 años
alexa camila polanco riquelme
cursa 4to año basico en el colegio sta catalina labour
y esta entrevista fue realizada para una tarea de un curso de lenguaje, le llamo la atención de becerro que el mismo fuera el taxidermista de los perritos intervenidos.
Frase celebre: "No se tu, pero yo voy a vivir en Los Angeles, voy a dirigir y actuar en mis películas en Hollywood, y no voy a soñar con un mañana"
Esta frase demuestra las inquietudes de nuestra periodista estrella.

1 comentario:

marcoalcazar dijo...

me gustaria kontactar el centro como y kon kien lo hago soy de calama kisiera saber komo es el procedimiento k tienen para seleccionar trabajos para mostrar en su galeria si pudieran responder mi mail es marcoalcazar@hotmail.com

artista visual desde la periferia global